La electroterapia consigue a través de una corriente eléctrica, una respuesta fisiológica que a la vez se traduce en un efecto terapéutico.

Se utilizan diferentes tipos de corrientes, dependiendo de la lesión a tratar.

Una corriente más aguda para potenciar la musculatura y de efecto calor para tratar patologías como la artrosis.

La electroterapia es una proceso muy utilizado para la resolución de procesos muy dolorosos.

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted